Archivo de la categoría: Ordenes más comunes

Esta categoría muestra los ordenes más comunes de insectos Chilenos.

Coleópteros

 

Coleópteros

Los coleópteros o escarabajos (Coleóptera) son un orden de insectos con unas 360.000 especies descritas. Contiene más especies que cualquier otro orden en todo el reino animal, seguido por los lepidópteros (mariposas y polillas), himenópteros (abejas, avispas y hormigas) y dípteros (moscas, mosquitos). Tiene tantas especies como las plantas vasculares o los hongos y 66 veces más especies que los mamíferos.
Los coleópteros presentan una enorme diversidad morfológica. Los escarabajos ocupan virtualmente cualquier hábitat, incluidos los de agua dulce, aunque su presencia en ambientes marinos es mínima. La mayoría de los coleópteros son fitófagos, y muchas especies pueden constituir plagas de los cultivos, siendo las larvas las que causan la mayor parte de los daños agrícolas y forestales.
Las alas delanteras (primer par de alas) de los escarabajos están transformadas en duros escudos, llamados élitros. Éstos forman una armadura que protege la parte posterior del tórax, incluido el segundo par de alas, y el abdomen. Las alas anteriores no son usadas en el vuelo, pero deben (en la mayoría de las especies) ser levantadas para poder usar las alas traseras. Cuando se posan, las alas traseras se guardan debajo de los élitros. La mayoría de los escarabajos pueden volar, pero pocos alcanzan la destreza de otros grupos, como por ejemplo las moscas, y muchas especies vuelan sólo si es imprescindible. Algunos escarabajos tienen los élitros soldados y las alas posteriores atrofiadas, lo que les inhabilita para volar.

 

Escarabajo dorado en vuelo

El cuerpo de los coleópteros se dividen en tres partes: cabeza, tórax y abdomen. La cabeza es portadora de la mayoría de los órganos de los sentidos así como de las piezas bucales. En la parte anterior de la cabeza se encuentran los ojos que son compuestos. En algunas especies cavernícolas están muy reducidos o no los tienen. Cada uno de los ojos simples que forman el ojo compuesto se llaman omatidios. Los ojos compuestos pueden ser redondos o con forma arriñonada alrededor del lugar de inserción de las antenas. La familia de los girínidos la parte inferior y superior de los ojos están separadas por lo que podemos decir que tienen cuatro ojos. Los girínidos viven en la superficie del agua, deslizándose en círculos. Así, con la parte inferior de los ojos pueden observar lo que ocurre debajo del agua, y al mismo con la parte superior de los ojos observan el espacio aéreo. Las antenas son de muy variadas formas. Pueden ser filiformes, en forma de maza, en forma de abanico, acodadas, aserradas… En ellas se encuentran normalmente los órganos olfativos. Las piezas bucales están directamente en relación con el tipo de dieta: herbívoros, carnívoros, necrófagos, coprófagos, xilófagos… En algunos casos en que las mandíbulas están hiperdesarrolladas pierden su función como en el caso del Lucanus cervus L.

La mandíbula inferior o maxila lleva los palpos maxilares constituidos por varios elementos. El labio, que representa el final de las piezas bucales hacia abajo, lleva palpos formados por varios elementos: son los palpos labiales. Estos órganos táctiles, con sus órganos sensoriales, son de una relevante importancia para la elección del alimento.

El tórax se compone de tres segmentos: protóras, mesotórax y metatórax. Cada segmento torácico lleva normalmente un par de patas. Los dos primeros segmentos llevan un par de alas cada uno.

El abdomen se compone de varios segmentos, entre 8 ó 9. Cada segmento posee un tergito (dorsal) y un esternito (ventral), placas más o menos quitinizadas y fuertes que están unidas entre sí por membranas segmentarias. De esta manera el abdomen adquiere una cierta movilidad. En los últimos segmentos se encuentra el órgano sexual que interviene en la copulación.

El aprovisionamiento del oxígeno para los órganos no se realiza a través de la sangre sino directamente a través del sistema traqueal, un sistema que se ramifica en tráqueas cada vez más finas que se inician lateralmente en el abdomen con los estigmas y allí en comunicación con el aire exterior. Los coleópteros poseen sangre aunque sin hemoglobina y otras sustancias fijadoras de oxígeno. El color varía según la especie. No circula por venas, sino que se vierte en los espacios del cuerpo y en las lagunas de los tejidos. La sangre es bombeada por el corazón, que está situado en la parte superior del abdomen, es tubular y tiene aberturas laterales pares.

 

Larva de Coleóptero

Por el abdomen discurre el cordón nervioso que en cada segmento presenta un engrosamiento o ganglio torácico. En comparación con este ganglio torácico los ganglios que hay encima y debajo (ganglio supra y subesofágico) son relativamente pequeños.

Acá les dejo un video del coleóptero más grande del planeta.